3. ¿Por qué el Convenio de 1986 no se aprobó con una ley?

Los préstamos y proyectos realizados conjuntamente con la cooperación norteamericana tenían como referente el Convenio Marco firmado entre los gobiernos de EEUU y Bolivia en 1957, cuando comenzó la llamada “Alianza para el Progreso”.

En todo caso, el Convenio se firmó, sin ley del Congreso, en 1986, es decir, cuando el Ministro de Planeamiento no era Samuel Doria Medina, quien solo llegó al puesto en 1991.

A pesar de eso, cada una de las participaciones de Doria Medina en la toma normal de decisiones del proyecto (a través del procedimiento normal, que era el de las enmiendas a los convenios y las cartas de implementación de los proyectos) es observada por la Comisión porque no existe una ley que respalde el Convenio de 1986. La Comisión acusadora no toma en cuenta que así se contrataba normalmente los préstamos estadounidenses, sobre la base del Convenio Marco que nuestro país firmó con EEUU en 1957. Pero sobre todo no considera que cuando Doria Medina asumió como Ministro el préstamo ya se había desembolsado y ya se encontraba en manos de los prestatarios privados bolivianos; tampoco que ya se habían elaborado y firmado varias enmiendas y cartas de implementación de FOCAS con anterioridad. En otras palabras, de una manera completamente sesgada, no nota que Doria Medina actuó, de acuerdo a los procedimientos usuales, sobre un hecho dado, que además no era responsabilidad suya.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *